Sueño de una tarde de verano

Organizar una boda no es fácil, no lo es para ninguna novia, pero si estas decidida a que quieres romper moldes la cosa se complica mas todavía.

Empecé la “búsqueda” por allá por Enero (wow! que lejos queda y que rápido ha pasado), pensando y repensando, viendo revistas, y por supuesto navegando durante miles de horas por internet, mi cerebro estaba en constante actividad.  Una página que lleva a otra, que te lleva a otra que te lleva a otra hasta que ¡zas! aparece la madre de las páginas, esa que hace que cada cosa que veas tiene que ser tuya, así apareció Style Me Pretty y sus mil doscientos millones de preciosos reportajes de boda, así fue como conocí también a Mr. Wonderful su hermoso trabajo, y el común de tener una (como lo llaman ellos) “boda no convencional”

Y como nuestra historia es preciosa, y todo el mundo debía recordar quienes éramos, de donde veníamos y a donde íbamos, nuestra invitación se convirtió en un moodboard que lo resumía

No tendríamos banquete, ni mesas, ni la carísima barra libre….. nuestros invitados disfrutarían de una preciosa fiesta que duraría como se dice “hasta que el cuerpo aguante”

Y así encontramos a Jordi, de la Masia Mas Bolet, que con su amabilidad nos acogió durante una larga semana para montarlo todo,  la gente de Fusió Catering nos ofreció un estupendo cocktail lleno de un montón de platitos riquísimos que dieron paso a nuestra barra libre y un chiringo playero regentado por los mejores camareros “nuestros colegas”

Centros de mesa, detalles, mi ramo, las fotos, el chiringo, la decoración….¡Cuantas cosas, cuantas ideas, tanta gente, cuanta ayuda y tantísimo amor!

Y ya meses después, echo la vista atrás, y vuelvo a ser ¡super feliz! Era nuestro día, y sí, fué perfecto….

Señor Murcia, que pueda bailar Al mar! un millón de veces más, que pueda sentir siempre el placer indescriptible que estar contigo, y hacernos grandes y seguir queriéndonos



Anuncios

¡Y fueron felices y comieron perdices!

Este proyecto que os presento hoy debo reconocer que ya hace mas de un año que lo hice, pero como dice el dicho ¡Más vale tarde que nunca!

Susana y Sergi se pusieron en contacto conmigo para pedirme nada mas y nada menos que la confección de su invitación de boda ¡Wow!

El único requisito era que nos desmarcáramos un poco de la “tradicional invitación” y que la portada fueran unos novios de playmobil monísimos de los que Susana se habia enamorado.

Así pues nos pusimos manos a la obra y aquí está el resultado

Actualizaciones de Twitter

A %d blogueros les gusta esto: